Pasos para elegir el mueble de baño que mejor se adapta a ti.

Lo primero que debemos elegir son las medidas del mueble, para ello tendremos que tener claro el espacio disponible del cuarto de baño. Podemos recurrir a muebles con fondo reducido (menos de 40 cms) donde el baño es pequeño o tiene una distribución difícil, también podemos usar un mueble esquinero para optimizar el espacio al máximo. Las otras opciones de mueble son para los demás casos de espacio, donde no tenemos limitaciones y buscamos la estética

Aquí tenemos un ejemplo de mueble de fondo reducido.

En este caso, nos favorecía la opción de un mueble esquinero.

A continuación, debemos seleccionar la estética del mueble, tenemos varias opciones:

  • Mueble apoyado sobre patas, donde debajo podemos guardar una báscula o la alfombrilla, pero tendremos el inconveniente que dependiendo de la altura de las patas, tendremos dificultad para la limpieza del suelo bajo el mueble.
  • Mueble con zócalo, lo usamos para darle un acabado perfecto, además de evitar el inconveniente del mueble anterior.
  • Mueble suspendido, irá anclado a la pared, son visualmente más limpios, y facilitan la limpieza bajo el mueble porque hay un espacio mayor bajo el mueble. El inconveniente que tienen es que hay que estar seguro de la resistencia del muro, si es un tabique de ladrillo con poco espesor, probablemente tendremos problemas en el futuro y en caso de ser un tabique de pladur, habrá que ponerle un refuerzo al tabique.
  • Mueble para lavabo con pedestal, en baños donde ya tengamos el lavabo con pedestal y no queramos cambiarlo, podemos usar un mueble con el hueco del pedestal, lo cual nos da casi la totalidad del cajón para almacenaje, sin necesidad de cambio de lavabo.
  • Mueble visto o de estanterías, es un mueble pensado para que los objetos queden vistos, cuidando la estética en todo lo posible. Suelen ir con el lavabo sobre encimera (apoyado sobre una encimera o suspendidos). En muchos casos se usan cajas decorativas para los objetos menos “bonitos”.

Para seguir con la elección debemos dar unas nociones básicas de los materiales a emplear:

  • Aglomerados, son los materiales con menor coste y los más fáciles de trabajar.
  • MDF, se identifican por su alta resistencia a la humedad.
  • Madera maciza, se suelen utilizar en cuartos de baño con un estilo más rústico, tienen mucha solidez y son muy estables.

Para el acabado exterior tenemos:

  • Melamina, se usa para superficies que no estén expuestas directamente a la humedad, pero tiene son superficies de fácil mantenimiento.
  • Laminado decorativo, son los materiales conocidos como PVC o poliéster, los usaremos para revestir los frontales por su alta resistencia al desgaste y la humedad.
  • Lacados y barnices, son los de mayor coste, crean superficies totalmente estancas y resistentes a la humedad y el desgaste.

Este es un ejemplo de mueble a medida lacado en gris grafito, el cual hicimos en la reforma de vivienda en  Pla del Remei.

Y para finalizar debemos elegir el tipo de encimera de lavabo a usar, el cual podrá ser un lavabo integral, encastrado o de sobreponer, y en cuanto a los materiales tenemos porcelana, piedra, cemento, cristal o resina. Todos son lo suficientemente sólidos y resistentes para su uso.

Para terminar, debemos tener en cuenta unos detalles que nos proporcionaran una comodidad extra, como son:

  • Los cajones y puertas con cierre amortiguado, además de evitar ruidos producidos por los golpes al cerrar los cajones, nos ayuda a la durabilidad del mueble, ya que sufren mucho menos los herrajes.
  • Cajones con extracción total, permiten tenerlo todo a la vista y a mano.
  • Apertura push, es un sistema ideado para prescindir de tiradores o pomos, ya que podemos abrir la puerta o cajón con tan solo un ligero toque, además el cierre es suave y evita ruidos y golpes bruscos como el cierre amortiguado anterior explicado.

Esperamos que os sirva en vuestra elección de muebles de baño, ¡Hasta pronto!